La gravedad en el espacio (versión s. XVII)

Men in the moon

Reanudando la marcha empezaron a volar tomando cada vez mayor altura, subiendo más y más por el espacio ante mi miedo y asombro hasta que al cabo de cosa de una hora comenzaron a volar cada vez más despacio hasta quedar, ¡oh, maravilla!, completamente quietas como si estuviesen sostenidas desde alguna invisible percha; ni las nubes, ni yo, ni la máquina nos movíamos, como si hubiéramos perdido todo nuestro peso. Experimenté entonces lo que ningún filósofo hubiera soñado jamás, y es que lo que llamamos cuerpos pesados no caen al centro de la Tierra inevitablemente, sino que son atraídos por el Globo terráqueo, del mismo modo que el imán atrae al hierro, siempre que se ponga dentro de su radio de atracción. Por esto podían mis gansas quedar inmóviles sin más sostén que el aire, tan fácil y quietamente como un pez está en el agua, bastándoles un leve movimiento para trasladarse con suavidad y ligereza, tanto a derecha e izquiera como arriba y abajo.

Así vive la gravedad el noble español protagonista de “Aventuras de Domingo González en su extraño viaje al mundo lunar”, una obra póstuma del inglés Francis Godwin que se publicó en 1638. Este relato cuenta cómo, arrastrado por una bandada de gansos, el sevillano González abandona la atmósfera terrestre y acaba recalando en la Luna. En el camino hacia nuestro satélite vive la ausencia de la presión provocada por la masa de la Tierra y Godwin lo cuenta como lo haría el tripulante de un vuelo espacial. Y también como un buen divulgador científico, pues explica cómo la distancia con respecto a la Tierra provoca una disminución de su fuerza de atracción.

Francis Godwin (1562-1633) está considerado el precursor de la ciencia ficción y especialmente de los viajes a la Luna, y alguno de los párrafos de su historia lunar podría permitirnos afirmar que también era un puñetero visionario:

Algún día los hombres podrían volar de un sitio a otro y serían capaces de enviar mensajes a muchos cientos de millas de distancia en un instante y recibir respuestas sin intervención de persona humana.

About these ads

Acerca de Óscar Menéndez

Comunicador científico.
Esta entrada fue publicada en Ciencia, General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s