Las mentiras del 2 mayo: ¡vivan las cadenas!

El Gobierno regional madrileño quiere celebrar el 2 de mayo a su manera, es decir, desde el ultraconservadurismo.

Para empezar, el bicentenario de la Guerra de la Independencia tiene un epígrafe cuando menos dudoso. Ellos lo llaman “Nación y libertad”.

Los sucesos del inicio del siglo XIX en España implicaron todo menos libertad, puesto que la revuelta no pudo culminar con la auténticamente liberal (no como Aguirre) Constitución de 1812 y sólo sirvió para sentar en el trono al monarca Fernando VII. Como bien he leído por ahí, el pueblo luchó contra unas cadenas para acabar poniéndose otras. Peleamos contra el extranjero (aunque ilustrado) para instalar al nacional (absolutista).

El PP une el 2 de mayo de 1808 con el concepto de “nación”. Aguirre va hoy de emisora en emisora hablando de cómo el pueblo derrotó entonces al ejército más poderoso del mundo. Se le olvida decir que eso sólo pudo ocurrir gracias al apoyo del segundo ejército más poderoso del mundo, el inglés. La “heroica” contienda sólo fue, como ocurriría después en 1936, una partida más en el tablero internacional. Tanta invasión fue la del francés como la posteriormente realizaron los también galos Cien Mil Hijos de San Luis, para acabar con el espíritu de 1812. Sin embargo, la primera era una invasión ilustrada y la segunda, absolutista. ¿Adivinan con cuál se queda Esperanza Aguirre?

Hablando sobre ciencia, que es un tema para mí muy cercano, se puede decir que a comienzos del siglo XIX España perdió el tren de la historia. Nuestro país estaba preparado para la llegada de lo que fue el comienzo de la ciencia contemporánea. Y la guerra y el absolutismo posterior nos alejó de ello. Algo que curiosamente volvió a repetirse en el siglo XX, con la llegada del franquismo que descompuso la llamada “edad de plata” de la ciencia española.

Doscientos años después, seguimos gritando: ¡vivan la caenas! Para combatirlo os recomiendo un artículo de María Sánchez Díez en Soitu.es y otro de Gustavo Vidal Manzanares (el hermano no demoniaco) en ElPlural.com.

Anuncios

Acerca de Óscar Menéndez

Comunicador científico.
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las mentiras del 2 mayo: ¡vivan las cadenas!

  1. eugenio gonzalez dijo:

    Estoy en lineas generales de acuerdo con el texto. A lo único que pongo algún reparo es al apoyo que recibieron los españoles del ejercito inglés.
    Es cierto que su presencia en la Guerra Peninsular como la llaman, sirvio para tener entretenidas en su persecución a numerosas tropas francesas. La eficacia en las acciones del ejercito mandado por Wellington, como asi lo han reconocido, fue debida a las acciones de la guerrila española que, mantenía perfectamente informados a los mandos britanicos de los movimientos de tropas galas, al tiempo que servían de cebo para en su persecución caer en emboscadas de los ingleses. Ciertamente estos, se pasaron gran parte de la contienda retirándose -huyendo- ante los contingentes franceses, buena prueba de ello es el apresurado reembarque en La Coruña de los restos del cuerpo de ejercito de Moore.
    Wellington no estaba en España para defender a los españoles sino a su propio interés. Dio la casualidad de que eso coincidía con la necesidad del pais por expulsar a Napoleon.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s