Oda a Ada

Hoy es 24 de marzo y se celebra el día de Ada Byron Lovelace (1815-1852). Esta británica, hija del célebre poeta, está considerada la primera programadora de la historia, gracias a sus progresos con la máquina analítica ideada por Charles Babbage.

Pero en este post no quiero hablar de Byron Lovelace, sino de otra Ada, que apenas tiene cuatro años. Y quiero hacerlo porque este blog se ha apuntado a la iniciativa “Ada Lovelace Day”, que pretende relanzar el papel de las mujeres en la tecnología, un conjunto de disciplinas en el que el “segundo sexo” está relegado a un segundísimo plano.

Este día de marras, hoy, muchos blogs vamos a hacer una entrada sobre el papel femenino en la tecnología. En mi caso, sólo voy a hablar de una niña. Porque Ada, que es mi sobrina ‘honoris causa’, tiene cuatro años y tiene mucha vida por delante. No puedo, por tanto, hablar de sus progresos, ni en tecnología ni en ninguna otra cosa (bueno, sí, en recorrer puentes sin descanso o en aprender inglés). Pero si puedo esperar a que un día no encuentre ninguna traba por su género en ningún campo del conocimiento ni en ninguna aventura personal.

Por eso he escrito esta entrada. Para conmemorar el nacimiento de una de las mujeres más avanzadas de la historia, Ada Byron (Lovelace era su apellido de casada, que en algunos países implica olvidar su apellido paterno), y para alimentar el futuro de la otra Ada. Bueno, y para recordar también que fue su madre, Victoria, la que me hizo conocer a Byron Lovelace (muy tarde, lo reconozco), gracias a una exposición que también fue mi introducción al mundo de la museística de ciencia.

Este es un cartel de esa exposición, La Estirpe de Isis:
panel131

Anuncios

Acerca de Óscar Menéndez

Comunicador científico.
Esta entrada fue publicada en Ciencia, General y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Oda a Ada

  1. victoria dijo:

    Gracias por el post de parte de Ada. Aunque aún no tiene cuatro año en lo de la tecnología sí avanza. Pronuncia la palabra computer mucho mejor que nadie a quien yo haya oído en España. Y lleva pidiéndome un telescopio desde antes de su último cumpleaños que fue en octubre. Aunque por consejo de nuestro astrónomo familiar, el Pez, voy a esperar un poco antes de comprarle uno. Pero ella usa para mirar más allá los tubos del papel de cocina cuando se acaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s