No me gusta el rosa

Tengo una buena y una mala noticia que daros. La mala, que acabo de hacer una apuesta y me temo que, desde ya, la he perdido. La buena, que voy a ser padre por segunda vez.
Aunque parezca mentira, una noticia ha llevado a la otra. Cuando me enteré de que iba a ser padre de una niña, me dije a mí mismo que jamás la vestiría de rosa. Odio el rosa. No es sólo que no me guste ese color. Odio el rosa porque es el color de las princesas. Y odio a las princesas. No quiero que mi hija sea un princesa.
20141014_130215
No me gustan las princesas de la vida real, aquellas que han llegado a su posición por un mero motivo de sangre. Son lo que son por haber nacido hijas de rey. Me alegra que, en la mayoría de las monarquías civilizadas, no exista la ley sálica. Aunque habría que preguntarse si existe una ‘monarquía civilizada’. Monarquía, por definición, es un sistema de estado en el que alguien llega al poder por ser hijo de quien es. Prefiero, eso sí, que si se practica este anacronismo, al menos las mujeres también puedan reinar. Algo es algo.
Pero también odio a las princesas de los cuentos, porque esas no llegan al poder por ser hijas de rey, sino por haberse ligado a uno de elos. O a uno de sus hijos. Tal vez os suene esa historia porque no sólo pasa en los cuentos, también en España. No me gusta pensar que el sueño de mi hija sea ligarse a un tío con posibles. Por eso me aterra que a lo mejor un buen día me diga que quiere ser princesa.
Voy a ser padre de una niña. Y cuando me enteré, asumí que ya había perdido la reciente apuesta. Sé que mucha gente le regalará cosas rosas, y también sé que acabará llevando algo rosa por sí misma. Y mucho más cuando tenga la edad de decidir qué quiere ponerse. Habrá un día en el que, si mi hija quiere ser princesa, tendré que aguantarme.
Estoy muy feliz de volver a ser padre. Insisto, eso sí, no quiero que mi hija sea una princesa. Como mucho, prefiero imaginármela de presidenta de la república.

Anuncios

Acerca de Óscar Menéndez

Comunicador científico.
Esta entrada fue publicada en Coparentalidad, General, Genero y eso y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a No me gusta el rosa

  1. José María Martínez dijo:

    Lo siento por usted. Cuanto mejor tuviera un hijo en lugar de otra mujer. Yo lo sé bien, para mi desgracia tengo tres hijas.

    Qué le vamos a hacer, espero disfruta en otra vida de la fortuna que se me ha negado en esta.

  2. Veo que no has entendido nada del post. Una pena.
    No creo que haya otra vida, pero si la hubiera, Dios te castigaría por ser tan machista.

  3. Diana dijo:

    Muchísimas gracias por escribir tan claro algo que sentimos algunas/os madres y padres, es difícil hacerlo comprender al entorno.
    Yo añadiría toooodas las limitaciones que suponen para las niñas que quedan etiquetadas de princesas. Tantas cosas que “no deben hacer” (ensuciarse, gritar, vestirse de dragón o de futbolista…)
    Es un papel tan machista y limitador… “Poneos guapas, quedaros quietas esperando al tipo que os mantendrá y del que dependeréis económica y emocionalmente, no tengáis curiosidad, no os metáis donde no os llaman, sed sumisas. SED SUMISAS”
    Gracias papá, y enhorabuena. Vas a criar una loba.

  4. Sònia dijo:

    Siempre he odiado el rosa y no quiero que, si algun dia tengo una hija, ésta quiera ser una princesa. No quiero etiquetas, no quiero estereotipos… Quiero que si un día tengo una hija no le dé miedo apuntarse a judo porque ‘es una niña’, ni se ponga a gritar porque ha visto un bicho, que no tenga miedo de ser la primera cuando el profesor de gimnasia pregunte quién quiere ser el primero en hacer una prueba, que no quiera estar siempre perfecta, que no tenga miedo de ensuciarse, ni de saltar, ni de caerse… Quiero una luchadora, quiero una amazona que no se conforme en estar esperando a que su principe azul venga a rescatarla!

    Muchos ánimos con tu hija!! Y yo soy mujer y también odio el rosa!!

  5. Jajaja. Muchas gracias 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s