Me lo paso bien, y eso es elemental

Estoy impresionado con el equipo de Beringola.TV. Gracias a todos ellos, y a un montón de gente que también de forma desinteresada se animaron a ayudar en la grabación, hemos sacado adelante el primer episodio de ‘Elemental, querido Wallace’.

Este es un programa diferente de ciencia al que queremos dar continuidad. La primera píldora se titula ‘Manual del buen explorador’.

Me divertí mucho en la grabación, de la misma manera que me lo paso muy bien con la ciencia. Espero que se note. Y espero que os guste porque, y esto no pretende ser ninguna amenaza, vamos a seguir sacando nuevos episodios. Lentamente, pero sin pausa.

Me gustaría saber qué os parece… pero por favor no seáis excesivamente críticos. 😉

Elemental Querido Wallace. Capítulo 1. Manual del buen explorador. from Carlos Plusvalias on Vimeo.

Publicado en Ciencia | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La gravedad en el espacio (versión s. XVII)

Men in the moon

Reanudando la marcha empezaron a volar tomando cada vez mayor altura, subiendo más y más por el espacio ante mi miedo y asombro hasta que al cabo de cosa de una hora comenzaron a volar cada vez más despacio hasta quedar, ¡oh, maravilla!, completamente quietas como si estuviesen sostenidas desde alguna invisible percha; ni las nubes, ni yo, ni la máquina nos movíamos, como si hubiéramos perdido todo nuestro peso. Experimenté entonces lo que ningún filósofo hubiera soñado jamás, y es que lo que llamamos cuerpos pesados no caen al centro de la Tierra inevitablemente, sino que son atraídos por el Globo terráqueo, del mismo modo que el imán atrae al hierro, siempre que se ponga dentro de su radio de atracción. Por esto podían mis gansas quedar inmóviles sin más sostén que el aire, tan fácil y quietamente como un pez está en el agua, bastándoles un leve movimiento para trasladarse con suavidad y ligereza, tanto a derecha e izquiera como arriba y abajo.

Así vive la gravedad el noble español protagonista de “Aventuras de Domingo González en su extraño viaje al mundo lunar”, una obra póstuma del inglés Francis Godwin que se publicó en 1638. Este relato cuenta cómo, arrastrado por una bandada de gansos, el sevillano González abandona la atmósfera terrestre y acaba recalando en la Luna. En el camino hacia nuestro satélite vive la ausencia de la presión provocada por la masa de la Tierra y Godwin lo cuenta como lo haría el tripulante de un vuelo espacial. Y también como un buen divulgador científico, pues explica cómo la distancia con respecto a la Tierra provoca una disminución de su fuerza de atracción.

Francis Godwin (1562-1633) está considerado el precursor de la ciencia ficción y especialmente de los viajes a la Luna, y alguno de los párrafos de su historia lunar podría permitirnos afirmar que también era un puñetero visionario:

Algún día los hombres podrían volar de un sitio a otro y serían capaces de enviar mensajes a muchos cientos de millas de distancia en un instante y recibir respuestas sin intervención de persona humana.

Publicado en Ciencia, General | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Berlusconi gana

Ayer 28 de diciembre, como una inocentada más, dejó de emitir CNN+. La fusión de Prisa y Tele 5 es el comienzo del fin de la poca pluralidad informativa que le quedaba a este país.
Pero no sólo eso. El salto de CNN+ a Gran Hermano 24 demuestra hacia dónde va España. Sin solución de continuidad, acaba un canal de información 24 horas (mejor o peor, pero de información) y comienza un canal de cotilleo 24 horas. No tiene desperdicio, el salto al vacío es el minuto 2:40.

Publicado en General | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

¿Cabe Dios en el laboratorio?

Portada libro 'El Gran Diseño', de Hawking

“La creación espontánea es la razón por la cual existe el universo. No hace falta invocar a Dios para encender las ecuaciones y poner el universo en marcha. Por eso hay algo en lugar de nada, por eso existimos”.
‘El gran diseño’. Stephen Hawking y Leonard Mlodinow.

El último de libro de Hawking, que acaba de ser publicado en castellano, ha vuelto a poner sobre la mesa uno de los debates más recurrentes de la historia de la ciencia, al menos desde la Revolución Francesa. ¿Puede la ciencia estudiar a Dios y establecer su viabilidad? Y, sobre todo, ¿puede la religión inmiscuirse en la actividad científica?

Dios, la religión y la ciencia. Ese va a ser el tema de la nueva edición de A2, el programa de debate de Indagando TV, que se emitirá en directo este jueves 25 de noviembre a partir de las 13 horas y que un servidor moderará.

Como siempre, contaremos con dos participantes de lujo. Conociendo sus perfiles, estamos seguros de que en esta ocasión A2 va a generar una segura discrepancia. Que esperamos sea inteligente y, por qué no, sosegada.

Los tertulianos son:

Javier Armentia. Astrofísico y director del Planetario de Pamplona.

Cristina Heller del Riego. Profesora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad Pontificia de Comillas y coordinadora de la Cátedra de Ciencia, Tecnología y Religión de dicha universidad.

Esperamos contar con la atención de todos ustedes en la tele on line centrada en la innovación que se puede ver en Indagando.Tv.

Mientras tanto, y en espera de debate, os animamos a que nos mandéis a través de este blog o de mi Twitter las sugerencias y temas que creáis deberíamos tratar en el programa.

[Añadido 22 nov 2010: Se me olvida recordaros que tenemos un hashtag para Twitter #DebateA2 que permitirá que podamos leer on line vuestros comentarios.]

Publicado en Ciencia, dioses | Etiquetado , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Los niños del cohete

En 1957 dos niños pequeños soñaban con mandar un cohete al espacio. Terence, de sólo nueve años, y Bruce, algo mayor y ligado a una silla de ruedas a causa de una parálisis cerebral, creían tener los conocimientos necesarios para poner un pequeña nave en órbita. Y pensaban incluso en añadirle un ratón como tripulante. Pero no tenían el dinero para poder llevarlo a cabo.
Como el padre de Terence era investigador de la Universidad de Buffalos en Nueva York y trabajaba para el NIH (los estadounidenses Institutos Nacionales de la Salud), ambos no dudaron en a quién pedir la pequeña inversión que necesitaban. Mandaron esta carta a la División de Presupuestos de Investigación del NIH:

Carta al NIH de los dos niños

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, la carta no acabó en la basura… sino en el escritorio de Ernest Allen, responsable de Presupuestos del NIH. En los cincuenta, la vacuna de la polio había relanzado el interés por la investigación médica y Allen sabía que no podía permitirse la justicia poética de regalar dinero a unos niños. Pese a ello, planteó la petición en una reunión del Consejo Nacional de la Salud. Nadie fue partidario de quitar 10 dólares de las arcas estatales, pero entre todos recaudaron la suma que los pequeños pedían. La siguiente carta confirmó la ‘concesión’ de la ayuda:

Carta con el envío de los dos 10 dólares

Con el dinero en su poder, los niños se pusieron manos a la obra. Tras varios infructuosos intentos, consiguieron un lanzamiento extraordinario. Tanto, que el cohete se perdió de vista en el cielo y acabó cayendo a casi veinte kilómetros de distancia.

Esta es la historia, tal y como la cuenta un vídeo de los propios NIH:

La grandeza de esta historia no reside sólo en la entereza de estos niños. También en cómo los responsables del NIH supieron aprender de este reto: desde entonces, este organismo tiene diferentes programas destinados a fomentar la creatividad científica en los mas pequeños. De hecho, la contraportada del librito que resume la experiencia de Terence y Bruce es reveladora:

Contra: Si tienes una buena idea, habla con tus maestros y con tus padres...

Y este es el librito impreso (perdón por la foto), que amablemente me enviaron desde el departamento de Comunicación de los NIH, y que a mí ha conseguido enternecerme:

Foto del libro, pequeño

[La historia completa de los Rocket Boys está disponible en esta versión en pdf en inglés y el libro también es descargable en pdf en inglés y castellano. Esta maravillosa historia llegó a mis manos gracias a la también maravillosa América Valenzuela.]
[Los finales de las historia no siempre son buenos. Mientras Terence acabó convirtiéndose en un exitoso cantautor, Bruce murió en su juventud al parecer por complicaciones en su paralisis cerebral.]

Publicado en Ciencia, Educación, General | Etiquetado , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Constantes físicas universales (sólo para padres)

Estas son alguna de las leyes universales de la Física, desde la perspectiva del caricaturista Cristoph Niemann.

Yo me he animado a incluir aquí las tres primeras, pero todas las demás están completas en su blog en el New York Times, en una entrada titulada “Unpopular Science”.


Newton

Un señor durmiendo

Mi mañana suele empezar con una demostración de la Primera Ley del Movimiento de Newton, que dice: 'Todo cuerpo perserverá en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo...'

Un niño saltando sobre el estómago de su padre

'...hasta que se ve obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él'.

y…

Einstein

Un niño pasando un coche por la nariz de su papá a las 5 y 20 de la mañana.

Basándose en supercomplicadas observaciones físicas Einstein concluyó que dos objetos pueden percibir el tiempo de manera diferente. Basándome en mi simple experiencia, yo he concluido que eso es cierto.

Publicado en Ciencia | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Me odiaría cada mañana

-Se le ha hecho una pregunta: ¿Es o ha sido usted miembro del Partido Comunista?
-Podría contestar -respondí- con la exactitud que usted me reclama…
-Se trata de una pregunta muy simple -continuó-. Cualquiera estaría orgulloso de contestarla; cualquier americano auténtico estaría orgulloso de contestar la pregunta “¿es ahora o ha sido en el pasado miembro del Partido Comunista?”; cualquier americano auténtico…
-Depende de las circunstancias -le dije-. Podría contestar, pero si lo hiciera me odiaría cada mañana.

Me odiaría cada mañana, de Ring Lardner, Ediciones Barataria

Corría el año 1947 y Ring Lardner, uno de los más célebres guionistas de Hollywood y de la televisión, realizaba esta declaración ante el Comité de Actividades Antiamericanas. Como defensor de la libertad de expresión, Lardner se negaba a hablar de sus opiniones políticas frente a un tribunal. Se aferraba así a la Primera Enmienda de la Constitución de su país, que establece el derecho a la libertad de expresión.

El Partido Comunista, al que él públicamente pertenecía, todavía no estaba prohibido en Estados Unidos, por lo que el guionista no podía agarrarse a la Quinta Enmienda (ya sabéis, esa que reconoce el derecho de un acusado a no autoinculparse). Eso hubiera sido como reconocer, implícitamente, que la simple pertenencia al Partido Comunista era delito.

Ring Lardner fue una de las primeras víctimas de la Caza de Brujas, un dispositivo político judicial creado para acabar con la disidencia en el Estados Unidos de la guerra fría. Cuando, años después, el PC fue ilegalizado, sus miembros ya pudieron acogerse a la Quinta Enmienda. Entonces, la mayoría de los perseguidos fueron absueltos, aunque a todos se les expulsó de sus trabajos.

Ring Lardner, en su ficha policial

Lardner fue condenado, junto a un grupo de profesionales conocidos desde entonces como ‘los 10 de Hollywood’, a un año de cárcel. Y pasaron otros doce años hasta que pudo volver a trabajar oficialmente para un estudio.

“Me odiaría cada mañana” es la autobiografía de un personaje excepcional y que no se ciñe sólo la narración de unos hechos (la llamada Caza de Brujas) que acabaron con la libertad de expresión en los EE.UU. de posguerra. También es muchas más historias:
-la de cómo un alcohólico rehabilitado acaba volviendo a ser un bebedor moderado (“algo que raya en lo imposible, según la doctrina oficial de Alcohólicos Anónimos”)
-la de un preso que acaba coincidiendo en el penal con el juez que le condenó (el paladín de la libertad se quedaba con dinero de personas a las que contrataba para su juzgado)
-la de un defensor del régimen legítimo de la II República cuyo hermano, miembro de la Brigada Lincoln, fue abatido en España

Uno de esos libros que, digo yo, hay que leer.

[Si te interesa esto, a lo mejor también te apetece leer la entrada que hice sobre El libro de Daniel, de Doctorow.]

Publicado en General | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario